HIGIENE BUCODENTAL EN MADRID CENTRO.

¿Quieres conseguir una higiene bucodental correcta?

La correcta higiene de los dientes, las encías y la lengua ayuda a eliminar los restos de comida y bacterias (biofilm) que quedan depositadas sobre la superficie de los dientes tras la ingesta de alimentos.

La prevención es la base de la Salud Bucal.

Con técnicas adecuadas de higiene y la frecuencia correcta del cepillado, ayudamos a prevenir las enfermedades más frecuentes de la boca: la caries y la gingivitis/periodontitis, que son a su vez la principal causa dolor de dientes, sangrado de encías, infecciones, pérdidas dentales y mal aliento (halitosis).

¿Es suficiente con el uso del cepillo dental para una higiene bucal completa?

  • El cepillo de dientes es la principal herramienta para el control mecánico de placa y restos de alimentos. Con el cepillado conseguimos limpiar aproximadamente el 60% de la superficie dental El resto de las superficies dentales son los espacios entre dientes (interproximales), que suponen una zona favorable para la retención de alimentos y bacterias. Para estas superficies de más difícil acceso, recomendamos como complemento del cepillo, el uso de elementos de higiene auxiliar como son la cinta de seda dental, los cepillos interproximales o los irrigadores bucales.

Este gesto que pasa tan desapercibido en la rutina de nuestros días, es de vital importancia tras las comidas, para mantener unos dientes y encías fuertes y sanos, además de blancos y un aliento agradable de la boca.

¿Qué recomiendan los especialistas?

Nuestra especialista en Cirugía Bucal, Implantología y Periodoncia, la Dra. Sylvia González os proporciona unas recomendaciones para realizar una adecuada higiene bucodental:

  • Cepilla tus dientes tras cada comida, en especial si has consumido dulces o hidratos de carbono, pues son los alimentos más susceptibles de producir caries (cariogénicos).
  • La duración del cepillado debe ser entre 2 y 3 minutos.
  • En González y Casado te asesoramos sobre la pasta dental que más se adecue a tus necesidades y con la concentración de flúor correcta a la edad.
  • Aplica la cantidad de pasta equivalente a un garbanzo sobre las cerdas del cepillo.

 

 

  • Elige el cepillo dental que mejor se adapte a tu boca, con un cabeza no muy grande, para que permita el acceso a todos los espacios de la cavidad bucal.
  • Emplea un cepillo en función de tu edad y del grosor de tus encías (biotipo gingival) así como, de la presión que ejerces sobre los dientes al realizar el barrido. Os indico distintos tipos de cepillos clasificados por su dureza:
    • Cepillo quirúrgico: solemos recomendarlo tras las cirugías.
    • Cepillo extra-suave: para recuperación de zonas tratadas.
    • Cepillo suave: para encías finas o muy sensibles, o técnicas muy bruscas y abrasivas de barrido.
    • Cepillo medio: es el que recomendamos habitualmente.
    • Cepillo duro: para encías gruesas y dientes grandes, en pacientes que retienen mucha placa.

También existen cepillos adaptados según la edad: baby, infantil, etc.

  • Un correcto cepillado incluye la cara externa de los dientes, la cara interna y la superficie de masticación.
  • Coloca el cabezal del cepillo a lo largo de los dientes, con los filamentos inclinados 45 grados realizando un movimiento vibratorio sobre la encía y un barrido de la superficie externa desde la encía hacía abajo en los dientes superiores y de la encía hacia arriba en los dientes inferiores.
  • Continua con el resto de las superficies, siguiendo el contorno de las encías. Siempre que podamos aplicaremos movimientos circulares como si de la limpieza de un cristal se tratara.
  • Para las superficies masticatorias coloca el cepillo perpendicular a la superficie y realiza movimientos de vaivén (de delante hacia atrás).

 

 

  • Al realizar la higiene de las superficies internas de los incisivos superiores y inferiores, coloca el cepillo en posición vertical y realiza movimientos suaves de arriba abajo.
  • En cuanto a seda dental, mi recomendación es la cinta de seda con flúor y menta. Al ser más plana que el hilo, pasa con mayor facilidad entre los dientes, sin hacer sangrar a la encía y proporciona bastante protección de la superficie de contacto gracias al flúor, además de un agradable y refrescante sabor gracias a la menta.

 

 

  • Para aplicar la seda, corta 50 cms y enrolla su mayoría entre los dedos medios, tensa entre los dedos pulgar e índice un trozo de 2-3 cms e introdúcela entre los dientes con u leve movimiento de sierra. Al llegar al cuello del diente, frote esta superficie hacia un diente y hacia el otro.
  • Cuando existen espacios entre los dientes o los pacientes son periodontales, recomendamos usar los cepillos interproximales. Existen varios tamaños de estos cepillos para acomodarse al espacio que presente el paciente entre los dientes. Su aplicación se realiza de manera que el cepillo entre holgadamente y pase de fuera adrentro y viceversa.
  • Para acceder a la cara posterior del último molar superior, conviene desviar la mandíbula hacia el lado que queremos limpiar, para facilitar el desplazamiento de la rama mandibular y el acceso del cabezal del cepillo.
  • Tanto los cepillos manuales como los eléctricos son eficaces si dedicamos el tiempo necesario; si bien es cierto que con el eléctrico se observa mayor eficacia gracias al movimiento rotatorio que el propio cabezal trae incorporado.

 

 

  • Los limpiadores linguales ayudan a eliminar las bacterias depositadas sobre la superficie lingual causantes del mal aliento. Es importante que sepáis, que la lengua es la zona donde se acumula la mayor concentración bacteriana de toda la cavidad bucal; por ello es necesario limpiarla diariamente para mantener un aliento fresco y adecuada salud bucodental. La primera vez que se limpia la lengua puede desencadenar alguna náusea al tocar la zona más posterior, pero no te preocupes que en unos días te irás acostumbrando.

  • Tras el cepillado de dientes, encías y lengua, recomendamos enjuagarse bien la boca y limpiar el cepillo dental, interproximal y limpiador lingual.
  • Es recomendable cambiar el cepillo de dientes cada 3 meses. Aunque si antes de este tiempo, se observa que las cerdas están dobladas, tendremos que cambiarlo antes.
  • Si tiene prótesis dentales, debe asearlas igual que si tuviera dientes naturales: después de las comidas, pero retirándolas y eliminando todos los restos de comida. A los pacientes desdentados les recomiendo masajear sus encías también con el cepillo y la lengua, para liberarlas de las bacterias presentes en la boca. Recomendamos a los pacientes portadores de prótesis removibles, que retiren siempre las prótesis o dentaduras para dormir, para facilitar el descanso de las mucosas y evitar la engorrosa colonización por hongos.
  • En pacientes con coronas sobre dientes o sobre implantes, es imprescindible el uso de los irrigadores bucales, que gracias a un chorro de agua a presión eliminan los restos de alimentos y placa en las zonas más inaccesibles y retentivas que presentan estas prótesis dentales fijas. Aunque existen muchos tipos, nosotros recomendamos el “waterpik” inalámbrico, por su cómodo diseño y manejo.
  • Recordad que los colutorios bucales no son un sustituto del cepillado, sino un complemento. En caso de usarlos, elegir siempre enjuagues sin alcohol y con flúor.

 

 

 

Otros consejos para mantener una buena salud bucodental son:

  • No consumir dulces o hidratos de carbono antes de ir a dormir y si lo hacemos, recordad cepillaros los dientes enseguida.
  • Evitar el consumo de bebidas carbonatadas o zumos por su elevado contenido en azúcares.
  • No fumar ni consumir alcohol, pues están directamente relacionados con el riesgo de cáncer en la cavidad bucal.
  • En niños realizar fluorizaciones tópicas cada 6 meses y en embarazadas a partir del segundo trimestre.
  • Ven a visitarnos cada 6 meses para que realicemos revisiones y mantenimientos de tu higiene bucodental.
  • Si has perdido algún diente o muela, reponlos cuanto antes para facilitar la función e higiene de todas las superficies dentales.
  • Revisa tus encías y si observas inflamación, enrojecimiento, sangrado, o que te causan mal aliento acude a una revisión en tu clínica de confianza.

 

 

En González y Casado, tu clínica dental de confianza en Madrid Centro, te realizamos una exploración completa, revisamos tu boca y encías y te ayudamos a mantener una higiene bucodental completa para conseguir que luzcas la mejor y más sana de tus sonrisas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos ahora
WhatsApp chat